Quintanilla Vivar

El nombre de Quintanilla Vivar, antiguamente conocida como Quintanilla Morocisla, nos remite a tiempos altomedievales, durante los inicios del proceso de colonización o repoblación. El valle del río Ubierna, que discurre junto a Quintanilla, fue repoblado a partir del siglo IX. Quintanilla deriva de quintana, etimología utilizada para nombrar un recinto en cuyo interior había una edificación y una actividad agrícola, y Munio Cisla es el  nombre de su antiguo propietario.

Aunque se encuentra junto a la ciudad de Burgos, conserva su estructura e imagen de pueblo castellano ya que aún no ha sido invadido por las líneas de adosados. La agricultura, que en época medieval fue base de la subsistencia, ha seguido influyendo en las dimensiones y formas de caserones y pajares, reedificados a finales del siglo XIX y en el XX. La iglesia de Santa Eulalia de Mérida, a la que se accede a través de un pequeño puente, se asienta en la ribera del río Ubierna, cuyas aguas riegan el valle y en cuyo cauce el Cid tuvo varios molinos harineros.

A 3 km de Quintanilla, en dirección a Burgos, se encuentra el monasterio gótico de Fresdelval, declarado BIC, y de propiedad privada.

Useful information

Rev. (JGG) 18.12.2015